El coche más bello de la historia

lunes, 18 de enero de 2010 |

Si vamos al ámbito de los coches terrenales, es decir, excluimos un Ferrari del que se fabricaron tres unidades para el un sauita podrido de dinero, el Citroën DS ha sido considerado por muchos expertos en la materia como uno de los diseños más innovadores y bellos de la historia.

En 1955 Citroën presenta una berlina en el Salón del Automóvil de París. El resultado es espectacular, en un solo día se superan las espectativas de venta de los tres primeros meses del coche. El DS (cuya pronunciación en francés es Diosa), rompió esquemas en una época en que los coches cuanto más recargados y barrocos fueran mejor. Citroën apostó por un diseño depurado, muy limpio y sencillo logrando convertir al DS en un coche atemporal y que causa sensación entre los aficionados del motor.





A continuación un Cadillac Fleetwood del 53 como contraposición al estilo depurado, minimalista y atrevido del DS.



No recuerdo que escritor fue el que dijo "Conducir un Citroën DS es como hacer el amor con una diosa en una cama de agua..."


Javier Rodríguez Poveda

1 comentarios:

wozeurey dijo...

What a great resource!

cialis